Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


miércoles, 29 de septiembre de 2010

Playa de Covachos / Cantabria



Mi visita a Cantabria de este verano todavía va a dar más de sí... aún quedan lugares que quiero enseñarte y así aliviamos un poco la nostalgia de un verano que ya se fue ¿te apetece?

Esta playa es otro de los sitios que me descubrieron Jesús y Milagros (gracias de nuevo, amigos) y me gustó tanto que después regresé a él con otra buena compañía...

Está en el término de Soto de la Marina, al este de Liencres. Como puedes ver con la bajamar queda al descubierto un tómbolo que une el islote del Castro de Covachos con la playa dividiéndola en dos partes.

Al subir la marea el tómbolo va desapareciendo mientras chocan las olas de ambos lados...


... Y con la pleamar ese extraño islote con forma de pirámide truncada queda completamente aislado y rodeado por el mar...



El Castro de Covachos está horadado por grutas que lo hacen aún más misterioso...

El paseo por la playa ofrece perspectivas interesantes...






Varada en la arena encontramos un ejemplar de la temible "carabela portuguesa", pesadilla este verano de bañistas cantábricos... No es una medusa si no una colonia en la que los individuos que la integran asumen diferentes funciones... y esos tentáculos que pueden alargarse muchos metros pueden producir un dolor intensísimo al clavarse en la piel... La verdad es que es extraña, mide unos 25 centímetros, y parece un globo de colores de neón flotando sobre el agua.
Otra de las curiosidades de esta playa es la cascada que cae por el acantilado y vierte al mar. Ahora no lleva mucha agua, pero mantiene la vegetación y la roca húmedas.

Otro día te llevaré a otra playa cántabra, aún me quedan imágenes y recuerdos para compartir contigo...

5 comentarios:

Jose Manuel dijo...

Preciosas las fotos y sobre todo la de la carabela portuguesa con esos vivisimos colores.Es un lugar precioso para disfrutar del mar,yo cuando fui habia alguno con el culo al aire y la cascada bajaba poca agua.Me encantaron las playas,la verdad Santander tiene unas playas preciosas.

Un beso

Isabel Martínez Rossy dijo...

Creo que hemos disfrutado de Santander y de la compañía de Jesús y Mila un montón!!! Esta playa me encantó, José Manuel, es muy especial... y me gusta que cada uno tenga la posibilidad de disfrutar del sol y del mar como le apetezca, sin que nadie tenga que establecer dónde y de qué manera... ya es hora de que se vea como algo natural lo que es "natural".
Un abrazo


Estoy pasando un periodo de mucho trabajo y algunas complicaciones (la neuralgia me tiene un poco machacada), perdonadme si paso con menos frecuencia a visitaros o lo hago sin dejar comentarios. Espero que pronto todo se normalice.
Abrazos para todos

Jose Manuel dijo...

Hombre Isabel, ami que se bañen como quieran.Ya me bañe yo bastantes veces en Torimbia.Yo por eso no me da mas.
Un abrazo

JOSE ANTONIO dijo...

Que lugar más encantador y a más con el fenómeno de las mareas se puede disfrutar de paisajes diferentes. Y la foto de la carabela portuguesa es espectacular.
Cuidate mucho esa neuralgia, y sobretodo se muy feliz.
Un abrazo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Gracias, José Antonio... imágenes para recordar un estupendo verano (tu y tus amigos contriuisteis a que lo fuese). Estoy mejor pero me queda muy poco tiempo libre. El inicio de curso supone mucho trabajo y termino cansada, además estoy haciendo un curso on-line que me ocupa tiempo.. total que quedo un poco hartita de ordenador. Espero retomar pronto este Cuaderno y las visitas a vuestras bitácoras.
Un abrazo