Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


sábado, 5 de septiembre de 2009

LY-O-LAY-ALE LOYA / Danza circular hacia la izquierda

Fotografía de Edward S. Curtis

En mi tierna infancia me gustaban las películas de indios y vaqueros, bueno los que realmente me gustaban a mi eran los indios... Inevitablemente me ponía de su lado lo que, como te puedes imaginar, era sufrir como una condenada... siempre perdían aquellos pueblos nómadas y bravos -navajos, cheyennes, arapahoes, cherokees- frente a unos "vaqueros" prepotentes y relamidos. Me encantaban sus costumbres, sus tipis, sus danzas, su indumentaria, sus largos cabellos y sus penachos de plumas...

Despues esa fascinación se fue convirtiendo en verdadero interés por esas tribus indias de norteamérica, por sus formas de vida, su música, su historia, su pensamiento... Y aún seguía sufriendo con ellos, con la injusticia de un pueblo colonizado, masacrado, engañado, recluído en reservas, alcoholizado, aculturizado.

Leer las recopilaciones del conocimiento que han transmitido oralmente a través de las generaciones es entrar en un mundo de sabiduría sobre el hombre inmerso en la naturaleza, de respeto a todos los seres, una mitología y una cosmogonía de interrelaciones y de mutua dependencia de todo lo que es.

Como dice este poema de la tradición yokut:

"Mis palabras están unidas
a las grandes montañas,
a las grandes rocas,
a los grandes árboles,
unidas a mi cuerpo
y a mi corazón.
¡Todos me ayudáis
con fuerza sobrenatural,
y tú, día,
y tú, noche!
¡Todos me veis
unido a este mundo!"

Y ahora te dejo con un vídeo que recoge uno de los temas (tradicionales o inspirados en la música tradicional) que integran "Sacred Spirit/Cantos y Danzas de los Indios Americanos". La canción es una pasada y la historia en imágenes muy clarificadora...

7 comentarios:

El tejon dijo...

A mi me pasaba igual,me gustaba más la vida al aire libre de los indios, sus rituales a la luz de la luna,los sabotajes al ferrocarril, pero siempre tenía que llegar a tiempo el septimo de caballería y se acabó el romanticismo.
Un saludo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Odioso el séptimo de caballería, Tejón, precedido siempre de aquel toque de corneta "titiritiri-tiri-tiri-tiriiii"... y las señoras de los "colonos" tan modositas y abnegadas ellas...

Nautijorge dijo...

Veo que ya conocías a Edward S. Curtis.
Así que en la entrada del Jefe Seattle he quedado como un "vaquero relamido"... je,je.
¡Vaya!...
Las veces que he vuelto a ver la película "Vailando con lobos", la apagaba cuando llegaba la caballería, de pura rabia.
Un saludo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Bienvenido, Nautijorge...Curtis era un caso aparte, pienso que tenía corazón de indio, sólo hay que ver sus fotografías -magníficas- que reflejaban un gran respeto y admiración por esos pueblos con los que convivía y de los que conocía su manera de entender la vida y sus costumbres.
Hacemos pues una honorífica excepción con el y le excluimos de la etiqueta "vaquero relamido", jeje.

Yamal dijo...

Hola, yo creo que nos pasa a todas las personas que tenemos un mínimo nivel educativo siempre hemos estado en contra de la inmigración ilegal y mas en contra todavía si van armados y masacran a los dueños del pais.

El problema es que parece que nadie se da cuenta que todavía los inmigrantes ilegales imponen sus religiones absurdas inventadas en Oriente Medio a los verdaderos dueños de la tierra que ahora se llama América. Les imponen sus costumbres, su cultura.

Hoy en dia se produce una casi sistemática destrucción de los pueblos indígenas americanos y hasta que la gente no se conciencie, no creo que comience a frenarse. Ni ellos mismos se dan cuenta de que es anormal que sus culturas y sus idiomas estén desapareciendo.

En fin...

Isabel Martínez Rossy dijo...

Gracias, Yamal por tu visita y tu comentario. Creo que todo es tan sencillo como que si te encuentras en casa de alguien debes respetarle y no diré adaptarte, pero sí al menos consensuar las cosas y no imponer tu criterio. Un saludo

Anónimo dijo...

Igual me paso a mi al sentirme atraído por su forma de vivir y su espiritualidad y ese respeto por la naturaleza y el prójimo,abecés me pongo a pensar si yo alguna vez viví en esos lugares en otra vida creyendo en las reencarnaciones o tambien seria que alguien de mi árbol genealógico fue un indio de esas tierras y a través del archivo akasico o simplemente por que me identifico con su tranquilidad para ver y vivir la vida .