Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


domingo, 25 de enero de 2009

Capitalismo: un sistema perverso


No esperes en este comentario palabras como “macroeconómico”, “movimientos financieros”, ni cosas por el estilo…voy a contar las cosas como yo las veo, a nivel de “andar por casa” y para que nos entendamos todos.
El capitalismo (sistema económico cuyo objetivo es ganar dinero y que se basa en la empresa privada y el libre mercado) ha demostrado estar sujeto a ciclos que se mueven en la rueda “expansión-auge-recesión-depresión”. Estas fases no tienen una duración fija. Las últimas grandes crisis se produjeron en 1893, 1929, 1973 y ésta que ahora mismo estamos viviendo no sabemos qué alcance llegará a tener.
Cuando los trabajadores tienen un acceso masivo al trabajo (momento de expansión del sistema, mayor oferta de trabajo) producen una doble ganancia a las empresas: las que se derivan de la venta de los bienes producidos (siendo los mismos trabajadores los que consumen y pagan por los bienes que ellos han producido) y generando un ahorro que, a través de los bancos, revierte en préstamos a las empresas (y préstamos a esos mismos trabajadores de un dinero que ellos han generado y que deben pagar con intereses).
La baja tasa de paro y la confianza en mantener el puesto de trabajo hacen que el consumo aumente y haya una mayor demanda de bienes y servicios, se solicitan préstamos bancarios… Es el momento de auge del sistema.
Pero el capitalismo admite poco control externo y ante el crecimiento de la demanda aparece la especulación. Los precios de los bienes y del dinero suben generando inflacción.
Comienza el periodo de recesión: ante el encarecimiento el consumo decrece, el endeudamiento y los impagos aumentan. Las ganancias de las empresas empiezan a ser menores y los trabajadores se van a la puta calle.

Llega la consabida crisis: masas de parados, menos consumo, menos ahorro y el sistema se desestabiliza. Como hay menos demanda el precio de bienes y dinero baja (hay que joderse, ¿pero es que las cosas no valen lo que valen?, se ve que no). Es el momento de la deflacción y, para más coña, se culpabiliza al trabajador de generar más paro no consumiendo y dedicándose a ahorrar. Y, digo yo, que si no sabes si el próximo mes te vas a quedar sin trabajo es lógico que ahorres lo poco que tienes en previsión y no te dediques a viajar, comprar o irte de bares…
En estas circunstancias es cuando el sistema reclama la intervención del estado y éste soluciona los problemas de los bancos y las empresas convirtiéndose en el banquero de los bancos (Bankinter tuvo grandes ganancias el año pasado pero, como dicen sus gestores, les sale más barato el dinero que obtiene del gobierno español que de otras entidades financieras…cojonudo el plan).

Total, que el dinero que aportamos con nuestros impuestos soluciona los problemas de gestión de empresas y bancos para que sigan manteniendo este sistema delirante… y a cambio de nada: no se les exige mantener empleo ni fondos que garanticen la estabilidad económica de los trabajadores. Pero estas inyecciones ponen en circulación el dinero necesario para que el sistema entre de nuevo en un periodo de expansión y volvamos al punto en que empezaba este comentario.
Y en estas estamos. Los trabajadores, la gran base del sistema, los que generan las ganancias que mantienen al resto de la pirámide, son esos “recursos humanos” (asquerosa expresión) con los que se juega, a los que se exprime como consumidores, de los que se prescinde sin más.
Algo debe cambiar…Y no hemos hablado de la gestión de los recursos naturales o de la contaminación…Mejor lo dejamos para otro día…




Pink Floyd: "Money"
Escucha y mira el magnífico tema que uno de los grandes grupos del rock dedicó al dinero...Buenísima música, buenísimo texto:








3 comentarios:

dash deringer dijo...

http://video.google.com/videoplay?docid=7065205277695921912

Fernando Manero dijo...

El capitalismo se ha acabado imponiendo porque las alternativas han fracasado precisamente por el capitalismo. La historia ha recibido lecciones muy duras sobre los costes del lucro desenfrenado y del liberalismo sin control. El trabajo debilita su fuerza y el ser humano se muestra impotente ante la fuerza del capital insensible a las necesidades humanas. Ya sólo podemos esperar a que tanta especulación y tanta insolidaridad pueda ser controlada por quienes tienen el poder para ello. Me temo que sólo nos queda confiar en la ética de una socialdemocracia sensible a los problemas de la sociedad. Un cordial saludo

Isabel Martínez Rossy dijo...

Hola, Fernando. Mi confianza en que la solución venga desde los que tienen el poder político para hacerlo creo que se está agotando. El control económico sobre el poder político hace imposible un cambio que necesariamente deberá llegar por otra vía. Habrá que encontrarla.

Hola, Dash. He encontrado "Zeitgeis" en castellano,
http://video.google.com/videosearch?q=zeitgeist&emb=0#q=zeitgeist&emb=
0
No conocía esta grabación, sólo he visto una pequeña parte y me ha impresionado, ya te comentaré cuando lo haya visto completo. Gracias.