Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


domingo, 9 de mayo de 2010

Cabo Roche y Puerto de Conil (Cádiz)


Acantilados abruptos de Cabo Roche, rompiéndose, abriéndose al mar en calas de belleza salvaje...Uno de esos lugares a los que siempre deseo volver...


El largo y abierto arenal de Conil se cierra, hacia el norte, con el perfil de Cabo Roche



Desde el pueblo la carretera que me lleva hasta el faro trascurre entre pinares. La desembocadura del rio Roche abre una brecha que ha conformado el puerto de Conil



La torre del faro es una atalaya batida por los vientos que vigila el puerto, por el sur, y los acantilados hacia el norte





El camino por la rasa costera se abre a través de una interesantísima vegetación de matorrales xerófilos


Abajo, tendida en la arena de la playa, me dejo acariciar por el sol y el viento tibio, me diluyo en el ritmo del oleaje, en el juego cambiante de las nubes, en uno de esos momentos en los que siento que soy con todo lo que es ...

El acantilado se va fragmentando por la erosión de vientos, lluvia y oleaje. Las rocas desprendidas hablan de antiguos fondos marinos emergidos, conforman un conglomerado en el que son visibles conchas de animales que vivieron hace millones de años...


Las gaviotas acompañan el regreso a puerto del pequeño barco pesquero


Yo también regreso a Conil con las pupilas llenas de azules, ocres, verdes... con el rumor de las olas resonando en la memoria y el sabor del salitre pegado a la piel...

6 comentarios:

Jose Manuel dijo...

No se que decir,me dejas en blanco viendo las fotos y leyendo los comentarios.Muy bellos paisajes.Espero que valla todo bien..
Un abrazo

Nautijorge dijo...

Muy bonito.
Como ánimo para los días lluviosos.
Casi me he sentido allí.
¿Me prestas la foto del faro? Colecciono, y Roche no lo tengo.

El tejon dijo...

Despues de unos días en dique seco, que buena marea.
Un abrazo Isabel y me alegro de que todo vaya bien.

Navegante dijo...

Isabel, magníficas fotografías. Me ha encantado la de las barcas en la arena y algunas hundidas en el agua. Al igual que Nautijorge me encantan los faros y ese no lo conocía, además de resultar la torre muy curiosa.

Un gusto leerte y un placer admirar tus fotos.

P.D.: me alegro de que todo vaya mejor

JOSE ANTONIO dijo...

Precioso lugar para SENTIR, en mayúscula.
Me alegro de que todo vaya bien.
Animo y un fuerte abrazo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Gracias, José Manuel... Sí, mi padre está en casa, se encuentra bien y esperando resultados de las últimas pruebas. Yo ya estoy también en mi casa, más relajada y recuperada la vida cotidiana.
Un abrazo

Claro, Nautijorge, pásala a tu colección.
Con Navegante ya somos tres los fanáticos de los faros... tengo una entrada pendiente desde que abrí este Cuaderno... Un día de estos os cuento mi pasión por los faros hasta dónde me ha llevado... será otro día, es una larga historia...
Abrazos a los dos


Ya tenía ganas de volver, Tejón... siempre es un placer volver a estar con vosotros.
Un abrazo

Fue una mañana muy especial, José Antonio, de esas en las que sabes lo que es sentirte viva
Un abrazo