Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


martes, 23 de febrero de 2010

Mares de lava / Lanzarote


Soledad mineral
de ardiente entraña...


Tierra recién nacida,
parida de sí misma,
de su propio vientre,
con estallidos de fuego
y rugir de volcanes...


Ríos de lava
que buscaron el mar
para apagar la sed...





Aridez de basalto y óxido
y campos de cenizas...


Vértigo de cráteres
abiertos como fauces...





Lunático planisferio...

10 comentarios:

JOSE ANTONIO dijo...

Preciosos contrastes de Lancelot.
Las Canarias ofrecen un paisaje espectacular, una poesía de luz y sonido donde la Naturaleza demuestra su poderío.
Un lugar para volver.
Un abrazo con cariño

dash deringer dijo...

wonderfully amazing photoraphy my dear, Izabel... accompanied by equally wonderfull words... this post is very dreamy... like going back to the day after the creation...

Náufrago dijo...

No sé que me ha cuativado más si las palabras o las imágenes. Dejo una reflexión: hasta de las cenizas puede surgir vida

El tejon dijo...

Con las ganas que tengo yo de conocer Lanzarote.
¿Cuando hiciste la Escapada?
Un abrazo.

Nautijorge dijo...

El pasado septiembre tuve la oportunidad de pasar unos días en Lanzarote y el paisaje me emocionó. Era como trasladarse al principio de los tiempos o aterrizar en otro planeta.
Esa vibración de la energía que produce el entorno en nuestro interior es algo espiritual (y perdona que insista con el término ;-)

Jose Manuel dijo...

Yo estube en Tenerife y subi al Teide y al igual que las fotos que pones de Lanzarote es espectacular parece otro mundo,otro planeta.
Tengo pensado en volver.
Preciosas fotos y muy buenos los cometarios.Espero con ganas lo de Salamanca,aunque pase un monton de veces por alli,casi nunca pare a conocerla.
Un abrazo Isabel

Isabel Martínez Rossy dijo...

Tienes razón, José Antonio, cada una de ellas con su propia identidad. "Me encantaría volver" es justo lo que pensaba incluso antes de marchar de Lanzarote.
Un abrazo.

Si, Dash, son paisajes próximos a lo onírico... un viaje a los orígenes de la Tierra...Inspiradores

La vida puede con todo, Náufrago, es verdad...aún en las condiciones más duras... quizás debamos aprender algo de esto.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Seguro que te "encantaría", Tejón, y lo digo en el sentido literal de la palabra. Esta vez he tirado de archivo, estuve allá en septiembre del 2008 y es una entrada que tenía en mente desde el inicio de este blog, pero fueron surgiendo otras mareas...

Es curioso, Nautijorge, que durante los días que estuve en Lanzarote me sentía "cargada" de energía, apenas podía dormir, no lo necesitaba, me sentía muy bien, no me cansaba en absoluto aunque no parásemos... y era una sensación común en el grupo...


José Manuel, también las Cañadas y el Teide son muy especiales... Como a Tejón, te animo a conocer Lanzarote, sé que lo disfrutarías.
Con Salamanca pasa como con todo lo que disfrutamos a diario, pensamos "siempre estará ahí"...bueno,queda prometido. Y si vuelves por aquí, no te la pierdas, te aseguro que es una ciudad muy bella y me gustará enseñárosla.

Jose Manuel dijo...

Tengo en cuenta tu invitacion de enseñarme la ciudad.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Pues, claro que sí, José Manuel...


... Invitación que hago extensiva a todos los amigos de este Cuaderno...