Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


viernes, 30 de octubre de 2009

Mirarnos


Nos miramos.
Y se para el mundo.
Y se para el tiempo.

El deseo crece como la piel del mar
cuando nacen las olas.

Nos miramos.
Y somos eternos,
bellos e indestructibles
como la galerna.

Cuando nos miramos
lavas de volcán
arden bajo el mar.

Cuando nos miramos,
astros en conjunción,
provocamos las mareas.


14 comentarios:

MIGUEL NONAY dijo...

Hola Isabel
Muchísimas gracias por todo tu apoyo y tu solidaridad.
Creo que hemos demostrado que los ciudadanos unidos somos grandes
y podemos hacer temblar cimientos blindados como Renfe, o telefónica, compañías del gas o electricidad y compañías aéreas.
Estoy convencido que es el primer paso para impedir que situaciones similares vuelvan a repetirse.
Besos y feliz fin de semana

Isabel Martínez Rossy dijo...

Ha sido un placer, Miguel. Hemos demostrado que la gente tiene poder cuando lucha junta contra la injusticia.
También para ti besos y feliz fin de semana... ya nos contarás cómo fue ese viaje, nos tienes pendientes de él...

emilio dijo...

Gran Poema, precioso... romántico, me encanta.

Un saludo desde mis noches.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Hola, Emilio, bienvenido. Me alegra mucho que te haya gustado el poema. He visitado tus "Noches Blancas", me han gustado tus relatos. Intenté dejarte un comentario pero no ha funcionado.
Nos veremos. Un saludo

El tejon dijo...

Que bonito te queda Isabel,una combinacion perfecta de imagen y palabras.
Un abrazo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Gracias, Tejón...Siempre tan amable... Quizás es que lo que cada uno siente es lo que sentimos todos.
Otro abrazo para ti.

JOSE ANTONIO dijo...

Una imagen de serenidad y unas palabras rebosantes de sensibilidad, perfecta combinación.
Un abraz.

muchacha en la ventana dijo...

Precioso poema Isabel, cuando nos miramos "el deseo crece", que gran verdad.

un abrazo

Isabel Martínez Rossy dijo...

Gracias, José Antonio. Me alegra que te gusten las palabras y la imagen.
Un saludo

---------------

Muchacha en la ventana, los sentimientos son de todos, los poemas también. Gracias por tus palabras.

Isabel Martínez Rossy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
MIGUEL NONAY dijo...

Hola de nuevo Isabel
Gracias por tu último comentario en mi blog y gracias también por este bello poema que nos dejas compartir.
Besitos y feliz fin de semana
Miguel Nonay
------------
www.asaltodemata.com

Isabel Martínez Rossy dijo...

Gracias por tu comentario, Miguel. Me alegra compartir este poema con todos los que querais hacerlo vuestro. Besos y buen fin de semana tambien para ti.

Joan Sol dijo...

Hermoso poema, Isabel. Profundo, emotivo, sugerente y, a la vez, diáfano y de una sencillez exquisita, casi oriental. Me gusta especialmente la última estrofa, que parece un haikú:

Cuando nos miramos,
astros en conjunción,
provocamos las mareas.

Me gusta la fuerza marina de esas palabras. ¡Es un placer leerte!

Saludos desde el Mediterráneo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Gracias, Joan. Me han emocionado tus palabras...Llevo escribiendo muchos años y cada vez más siento que el poema debe "destilarse" quedarse en su esencia, con lo necesario. Me ha gustado tu comparación con los haikus, no era consciente de ello, quizás es el mismo concepto, el mismo sentimiento.
Las palabras son como los indicadores de los caminos, el que las lee debe andarlos.
Besos para ti y para ese Mediterráneo que añoro.