Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


martes, 12 de mayo de 2009

Maremar / Lluis LLach


Poeta, músico... Lluis LLach pone una sensibilidad especial y una visión personal en todas sus composiciones y en su manera de interpretarlas, desde la ternura, el intimismo o el compromiso social.

Me gustan sus canciones... y ésta me suena, me sabe y me huele a Mediterráneo....

Me apetece que leas la letra en catalán, con esa cadencia tan bonita y, por si alguna cosilla se te escapa, va también la traducción al castellano.

El vídeo tiene sus deficiencias, pero merece la pena. El aire de música griega añade un eco especial al vuelo de esta canción...

MAREMAR

Maremar, feu-vos present
a l’altar del meu paisatge.
Maremar, que els antics déus
avui són molt lluny de casa.
Un tro per la recança,
un port per la ferida,
i per l’amor, la cala.

Maremar, doneu-nos vent
hi ha demà i vela blanca.
Maremar, i si pot ser
ni oragà, ni massa calma.
Que el temps és curt i passa
com una estranya dansa
de pas sense petjada.

Mira com ve l’aire
que et vol convidar al seu ball.
Gira i vés enlaire,
núvol d’esperança blanc.
Pren-lo i embriaga't
amb la seva flaire
com només ho fa un amant.
Mira com ve l’aire
que et vol convidar al seu ball.

Maremar, doneu-nos pau,
però amb el tremp de l’olivera.
Que no posa mai
el seu ramatge verd-blau
a la mà d’aquell que la voldria sotmesa.
Que omplim d’estels la barca,
però que un pesat bagatge
no ens malmeni les xarxes.

Mira com ve l’aire
que et vol convidar al seu ball.
Gira i vés enlaire,
núvol d’esperança blanc.
Pren-lo i embriaga't
amb la seva flaire
com només ho fa un amant.
Mira com ve l’aire
que et vol convidar al seu ball.
Maremar...

MADREMAR

Madremar, haceos presente
en el altar de mi paisaje.
Madremar, que los antiguos dioses
están hoy muy lejos de casa.
Un trueno para la pereza
un puerto para la herida
y para el amor, la cala.

Madremar, dadnos el viento
existe el mañana y la vela blanca.
Madremar, y si puede ser
ni huracán, ni demasiada calma.
Que el tiempo es corto, y pasa
como una extraña danza
de pasos que no dejan huella.

Mira cómo viene el aire
que te quiere invitar a su baile.
Gira y levanta el vuelo
nube de esperanza blanca.
Tómalo y embriágate con su aroma
como solamente hace un amante.
Mira cómo viene el aire
que te quiere invitar a su baile.

Madremar, dadnos la paz
pero con el temple del olivo
que no deja nunca su verdeazul ramaje
en la mano de aquel que lo querría sometido.
Que llenemos de estrellas la barca
pero que un pesado equipaje
no estropee nuestras redes.

Mira como viene el aire
que te quiere invitar a su baile.
Gira y levanta el vuelo,
nube de esperanza blanca.
Tómalo y embriágate con su aroma
como solamente hace un amante.
Mira como viene el aire
que te quiere invitar a su baile.

Madremar...



8 comentarios:

Náufrago dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Náufrago dijo...

Dicen los entendidos que su reciente faceta como viticultor dejará pequeña su fama como poeta y cantautor. Los precios de sus vinos así lo reflejan ya, debiendo ser más barato y fácil hacerse con su discografía que con parte de su bodega.

Desde luego la canción se merece descorchar un buen vino

Isabel Martínez Rossy dijo...

Pues ¡brindemos!...
Un saludo, Náufrago.

dash deringer dijo...

es la primera leer la poema - muy bonita... y si... un brindis

dash deringer dijo...

...mi primera ves - digo

Isabel Martínez Rossy dijo...

Hola, Dash, que me tenías preocupadilla y me alegra saber de ti... ¡Salud! que decimos en España al brindar...

Far de la Banya dijo...

Felicidades por el post !

Isabel Martínez Rossy dijo...

Moltes gracies, Far de la Banya, benvingut.