Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


viernes, 4 de marzo de 2011

¿Plasticidad neuronal = Libertad?


Seguro que tu también has bromeado con alguien que estaba haciendo un "gran esfuerzo intelectual" diciendo: "cuida esas neuronas que como se te mueran te quedas sin ellas", vaticinándole jocosamente un futuro "descerebrado". Pues parece ser que la cosa no sería tan grave. No soy para nada una experta en el tema, pero me resulta fascinante el conocimiento del cerebro y me gusta informarme de lo que se va descubriendo ... espero no meter la pata -científicamente hablando- :)

Las investigaciones sobre el cerebro (uno de los "secretos mejor guardados" para la ciencia y todavía un gran desconocido) está demostrando la capacidad de las neuronas para acelerar sus conexiones y para establecer conexiones nuevas. Y todo ello por obra y gracia de los iones y las diferencias de potencial ... partículas/energía, hermano, es lo que configura el Universo, es lo que somos.

¿Qué supone esto? pues algo tan interesante como que, cuando se produce una lesión en una zona del cerebro otra zona empieza a ejecutar las funciones que realizaba la dañada.

Otra consecuencia de esta plasticidad de las neuronas viene dada por el aprendizaje. Cuando se produce una estimulación repetida, pero sin llegar a la habituación (para lo cual debe ser una estimulación novedosa, agradable y excitante) las neuronas renuevan circuitos o establecen otros nuevos... se produce una nueva "configuración cerebral".

Y tu dirás ¿y a qué viene el título de esta entrada? pues a esas cosas que a veces se me ocurren.... Si nuestro cerebro no está completamente configurado "de fábrica", si las experiencias o el aprendizaje pueden transformarlo ¿no entra ahí la LIBERTAD POSIBLE?

La práctica y el aprendizaje de nuevas actitudes como la empatía, el respeto hacia los seres vivos, la conciencia de lo que realmente SOMOS ¿puede hacer que nuestro cerebro se transforme y "funcione" de otra manera?... Pues parece ser que SI.

Quizás ya no nos queda la "disculpa" de decir "es que yo soy así"... Quizás podemos ELEGIR

6 comentarios:

Jose Manuel dijo...

Me gusto la entrada porque es una novedad en estos lares leer algo de "divulgacion cientifica".
Yo en algun sitio lei que las neuronas se regeneran,creo haber leido en algun lado.Yo pienso que el ser humano va siendo lo que es por el entorno,hace lo que ve y lo copia.Si ve violencia se puede volver violento,etc etc,siempre hay casos que no.Pero cambiar claro que se puede cambiar.
Besos

The Darkness Joe dijo...

En mi caso y másd e joven se llevaba mucho eso de "Como te patinan las neuronas". Jejeje.

Es bonito llegar a creer que no todo está escrito pero a la vez ¿Significa eso que todas las amenazas de que las neuronas muertas por consumo estupefacienteson falaceas? ¿Podrían revivir? Seguro que en caso de darse sería en forma Zombie por algunos y algunas que conozco. Creo que dejaron atras el punto de no retorno como para acogerse a esta amnistía neuronal que escribes.

Isabel Martínez Rossy dijo...

No tan novedad, Jossé Manuel... ha habido entradas sobre el universo visto por el Hubble, sobre el átomo... es un tema que me interesa y sale de vez en cuando. Tal vez la experiencia repetida de la violencia suponga una alteración en el cerebro que lleve a un comportamiento violento. Tal vez la LIBERTAD sea hcerse consciente de como funcionamos y modificarlo "practicando" otros comportamientos.
un abrazo

Isabel Martínez Rossy dijo...

Me ha encantado eso de la "amnistía neuronal", Darkness Joe.Muy interesante tu comentario... Lo que planteas respecto al consumo de estupefacientes parece ser que es una excepción. Creo haber entendido que esas sustancias afectan la bioquímica cerebral y alteran la dinámica de los iones impidiendo la regeneracion de las conexiones y la posibilidad de creación de conexiones nuevas... parece cierto que el daño cerebral en consumidores de sustancias estupefacientes quizás sea irreversible... si muchos chavales supieran esto quizás se lo pensasen dos veces antes de iniciarse. La información hacia ellos debería ser más científica y no caer en paternalismos y moralinas estúpidos.
Un abrazo

Nautijorge dijo...

Como diría el Sr. Punset en sus "redes": ¡It´s amazing!
Creo que conocemos más del cosmos exterior (y conocemos bien poco)que del micro cosmos del cerebro.
En la relativamente corta historia de su estudio se han ido formulando teorías que contradicen a las anteriores y, desde mi punto de vista, con demasiadas excepciones.
A mí me aterraría creer que todo está escrito, sin embargo pienso que si uno no "escribe" su historia, la vida nos escribe una. Y aún así sólo seríamos "coautores" de nuestra forma de ser.
Lo dicho Isabel, el tema es asombroso, apasionante e inabarcable.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Je,je, Nautijorge, muy bueno lo de Punset... Los acontecimientos llegan y quizás nuestra LIBERTAD es como los asumimos, lo que para alguien es un fracaso para otro es una fuente de aprendizaje y de experiencia. Tal vez podemos "entrenar" nuestro cerebro en este sentido, para no generar pensamientos negativos, obsesivos y recurrentes, y objetivizar y relativizar los hechos y aprender de ellos.