Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


jueves, 17 de junio de 2010

Vejer de la Frontera / Cádiz (y II)

...Continuación...


Dejo ese mar turbio y revuelto de estos días en el norte y vuelvo a la luz (en todos los sentidos) para terminar esta serie de retazos sureños... Un sur donde nacen flores hasta de los cables...



En Vejer cada vuelta de esquina es una sorpresa visual, un descubrimiento de belleza, un encantamiento...


Castillo árabe, templo y campanario cristianos y como no, judería, a la que pertenece la imagen que abre esta entrada y la que viene a continuación. Tres culturas que convivieron, que se enfrentaron y que dejaron lo mejor y lo peor de si en la historia de esta tierra...



Patios engalanados que se muestran a la calle para guardar tras de si la intimidad de la vida en la casa...



La plaza, espacio de encuentros, de terrazas donde tomar una cerveza fresquita a la sombra de palmeras con rumorcillo sonoro de agua...



...Y el perfume del jazmín que siempre consigue, deliciosamente, nublarme la cabeza...



Aquí doy por terminadas estas andanzas gaditanas que han venido ocupando bastantes de las últimas "mareas" de este cuaderno (han ido surgiendo otras ideas, otras inquietudes, pero he querido -aunque fuese un tanto caótica y descolocadamente- completar este periplo. Sabes que me ha encantado tu compañía ¿verdad?



4 comentarios:

fermin dijo...

El sur... estuve a punto de irme a trabajar a Cadiz, eso era hacia el año 1978. Aquello de "dos tetas tiran más que dos carretas" lo impidió.
Algún día viajaremos al sur.
Saludos y me alegra que compartamos gustos musicales.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Buen motivo para cambiar de opinión, jeje ;)
Viajar al Sur, si no lo has hecho nunca, es una experiencia que debes hacer con todos los sentidos abiertos y que te recomiendo... un descubrimiento ese grupo tuareg, Fermín

Jose Manuel dijo...

Me gusta el sur,y lo pase bien conociendo sitios que ni habia oido hablar de ellos.
En la proxima entrega seguro nos sorprendes y esos nubarrones se convierta el luminoso sol.
Un abrazo

Isabel Martínez Rossy dijo...

Me gusta compartir esos sitios, José Manuel, es uno de los sentidos que dan forma a este cuaderno, y que los disfruteis conmigo... los nubarrones irán pasando, amigo -intento soplar fuerte, para disiparlos-