Haciendo clic en cualquier imagen podrás acceder a un álbum con todas las fotografías contenidas en esa entrada a su tamaño real. Gracias por tu visita.


jueves, 3 de diciembre de 2009

Un regalo desde el otro lado del Océano


-Esta foto no es mía (ya quisiera), la he encontrado en Google y desconozco el autor-

Hace un tiempo Dash Deringer, primer seguidor que confió en este Cuaderno y desde entonces un amigo muy especial al otro lado del Océano con quien he compartido mutuas "inspiraciones", me hizo uno de los regalos más bellos que yo pudiese imaginar.

Sobre unas imágenes que había encontrado hizo para mi un montaje bellísimo que acompasó -preciosa coincidencia- al ritmo de una de mis canciones preferidas. Me lo envió y yo pensé que, aunque era un regalo muy personal, algo así merecía ser disfrutado por más gente. Intenté subirlo con idea de publicarlo entre mis "Mareas", si me daba su aprobación, pero algo fallaba y no era posible. Entonces le pedí que, si estaba de acuerdo, lo publicara en sus "Deringer Files". Se que no era su intención, pero ha querido satisfacerme...

Ahora entra en su "Sea-fever" de los "Archivos Deringer" y disfruta del trabajo de un hombre que busca la belleza, de un poeta...Déjate llevar por el ritmo, déjate hipnotizar...Seguro que vas a entender por qué no quise quedarme algo así para mi sola...

Y tu, Dash, ya sabes que tu regalo me acompaña muchas veces...y que me hace feliz tu amistad.

5 comentarios:

El tejon dijo...

Acabo de pasar por el blog de Dash y me han salpicado las olas, que combinacion tan perfecta de musica e imagenes, sin duda es un regalo para los sentidos.
Gracias por compartirlo.
Un abrazo.

fermin dijo...

Gran tema y las olas... por eso, a mi, la mar me intimida.
Saludos.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Tejón, claro que merecía la pena compartirlo, es un gran trabajo. La coordinación de imágenes y música es impresionante...

Fermín, cuando la naturaleza muestra su fuerza nos sentimos fascinados por su belleza y a la vez muy débiles ante ella...verdaderamente nos pone en nuestro lugar...

JOSE ANTONIO dijo...

Menudo poderío!!!!
Y esa mezcla visual con música de Santana, es todo un lujo.
Muy buen montaje.
Un saludo desde el Mediterráneo.

Isabel Martínez Rossy dijo...

Si, un lujo, José antonio. Esas olas moviéndose a ritmo de Santana...